No fueron “Sweet” con Zully y Brianna

Diane Rodríguez
@DianeRodriguezZ
Activista Transfeminista

Zully y Brianna son dos chicas transgéneros de closet, que llegaron a trabajar a la conocida cadena cafetera Sweet & Coffee, hace dos y un año aproximadamente, en la ciudad de Quito. Ambas son oriundas de Los Ríos y El Oro, respectivamente. Nunca se habían visto antes. Se conocieron en esta empresa.

Las dos, en la cotidianidad laboral hicieron amistad y sin darse cuenta, llegaron a ser buenas amigas, tan buenas que compartían su identidad trans de forma oculta, y no porque sea algo malo, sino porque algunas personas, no ven con buenos ojos a quienes son GLBTI.

En los días que ellas tenían libres, aprovechaban la oportunidad de poder disfrutar plenamente de su identidad femenina, sin remordimientos, sin excusas, sin miedos. Es decir, eran trans de closet. Siempre se sintieron trans, pero en una sociedad como esta, donde te tira la puerta en la cara cuando pides una plaza laboral – siendo abiertamente trans – impide que vayas con tu identidad de género de frente.

Llegó el día de la fiesta de la empresa… cuál cuento de hadas, era esperado por ellas. Tomaron las precauciones necesarias, avisando a sus jefes inmediatos, de qué forma asistirían a la fiesta. Ellos, o se desentendieron o las ignoraron. Lo cierto es que, ellas les avisaron que irían como señoritas, es decir, como realmente son!

En la puerta del círculo Militar de Quito, donde se realizaba la fiesta, empezó la dura realidad. Los empleados de la empresa Sweet & Coffee, se encarnaron en el mismo ente de la discriminación – según el comunicado oficial y no la empresa en si misma – Un video pone en evidencia el estigma, la cosificación, el rechazo y la amargura de un momento esperado, totalmente destruido.

La impotencia pisoteó a Zully y a Brianna, ante una amarga experiencia que las acompañará el resto de sus vidas. Y mientras los dardos medievales transformados en palabras, terminan de acribillar a las chicas, sus jefas punitivas les daban la espalda, abandonándolas en la puerta de la entrada del gran baile.

Y la fiesta continuó. La mayoría de sus compañeros supo lo que ocurrió con Zully y Brianna en la entrada, pero eso a algunos, no les perturbó la conciencia, siendo esta el testigo más terrible y el acusador más potente de ese momento; sin videos, sin captación mediática, sin la crítica pública.

Finalmente luego de la humillación y la espesa acidez cítrica tragada, son despedidas de la empresa, según ellas, por este motivo; por su puesto, quien determinará eso, es la Justicia en Ecuador.

Lo cierto es que Zully y Brianna, son un par de señoritas valientes. Se han enfrentado a la discriminación, y no solo eso, la han desnudado por completo. Saben, que el camino que han iniciado para ellas, es el más complicado y tormentoso que alguien podría vivir, pero lo viven con la convicción de crear un precedente, que haga dudar, a quienes se atrevan a discriminar.

sweet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .