“A los hombres trans nos felicitan, a las mujeres trans las matan”

“A los hombres trans nos felicitan, a las mujeres trans las matan”

Tres activistas trans reflexionan sobre machismo y masculinidad en la sociedad y dentro del propio colectivo

“Nació siendo físicamente una mujer, pero se sentía como un hombre y cuando al fin logró ser un hombre se dio cuenta que los hombres eran muy irrespetuosos con las mujeres, y que cuando eres respetuoso te llaman maricón”, comentaba hace unos días Carolina Canales en el muro de PlayGround en Facebook al hilo de un vídeo que recoge el testimonio de un chico trans.

“No, a él no le interesa ser mujer ahora, está haciendo un llamado a los hombres a que se cuestionen qué tipo de hombre quieren ser, y que si otros idiotas te llaman maricón por ser un caballero, no olvidar que son unos idiotas”.

En pocas palabras, esta lectora consiguió condensar el vídeo de Pol Galofré, activista transexual que reflexiona sobre la masculinidad en la sociedad pero también dentro de su propio colectivo.

Pol habla desde su experiencia como mujer y como hombre, de machismo, y de un sistema social en el que el género masculino y la heterosexualidad tienen una posición de supremacía respecto otros géneros y orientaciones sexuales.

Pero, ¿hasta qué punto la perspectiva de Pol es común entre las personas transexuales y transgénero?

¿Hay machismo en el seno de la comunidad trans?

¿Lo tienen más fácil los hombres trans que las mujeres que trans?

No ser el hombre que todos esperan

“La sociedad todavía sigue viendo a las personas exclusivamente como hombres y mujeres. El hombre y la mujer tienen ciertas características que deben cumplir y todo lo que esté fuera hay que educarlo o es algo que está mal y hay que corregirlo”, dice Gian Franco Rosales, activista trans argentino de 30 años.

“Las personas trans somos aceptadas siempre y cuando nuestra intención sea, por ejemplo, en mi caso, adecuarme a lo que socialmente se conoce como hombre. Es decir, ser un hombre heterosexual, tener actitudes masculinas, tener barba…en el caso de las mujeres es lo mismo”, explica Gian Franco, quien a los cinco años de edad ya se sentía un hombre pero rechaza esa rígida idea de masculinidad. Él prefiere construir su propia identidad.

“No soy un hombre que quiera ser totalmente masculino. Tengo actitudes femeninas que no me hacen menos hombre. Soy bisexual, estoy casado con una mujer trans, estoy en proceso de gestar un embarazo. Eso rompe con lo que la sociedad espera”.

“Me felicitaban por ser hombre trans porque vivimos en una sociedad machista donde está bien visto que una mujer deje ser el sexo débil y pase a ser un hombre. En cambio, las chicas trans están renunciando al poder hegemónico, a ese poder que se les da desde que nacieron y se están rebajando al ser una mujer”

Gian Franco recuerda que la gente le felicitó cuando decidió hacer la transición. Lejos de complacerle, es muy crítico con las ideas que a su juicio escondían y esconden estas palabras de apoyo.

“Me felicitaban por ser hombre trans porque vivimos en una sociedad machista donde está bien visto que una mujer deje ser el sexo débil y pase a ser un hombre. En cambio, las chicas trans están renunciando al poder hegemónico, a ese poder que se les da desde que nacieron y se están rebajando al ser una mujer”.

Su reflexión aún va más allá:

“A los hombres trans nos felicitan, nos dan la mano, una palmada en la espalda… Pero cuando rompemos con esto y rechazamos la construcción de hombre basada en el poder por sobre las mujeres, eso provoca que también suframos discriminación”.

Mujeres trans: principales víctimas de los crímenes de odio

Según un informe de la ONG Letra S, en México 202 personas LGTBI fueron asesinadas entre 2014 y 2016, lo que significa un promedio seis homicidios al mes, ensañándose especialmente contra las mujeres transexuales: 108 mujeres trans (travestis, transgénero y transexuales), 93 hombres gays y una mujer lesbiana perdieron la vida por crímenes de odio en el país latinoamericano.

“Todos los hechos de discriminación y crímenes de odio están basados en el machismo y en la falta de respeto hacia la diversidad. De hecho, la mayoría de los crímenes de odio son hacia las mujeres trans. Hay pocos casos de hombres trans que hayan sido asesinados por su identidad”, cuenta Gian Franco.

“La mayoría de los crímenes de odio son hacia las mujeres trans. Hay pocos casos de hombres trans que hayan sido asesinados por su identidad”

“Está bien visto que una mujer empiece a ser un hombre porque pasamos a estar en el bando que tiene el poder. Por el contrario, las mujeres trans se están rebajando al sexo débil, y, por ende, está permitido violentarlas y asesinarlas”.

¿Hay machismo en el mundo trans?

“Muchos hombres trans también adoptamos roles y actitudes machistas. Nos hace falta cuestionarnos, analizar las masculinidades y crear nuevas masculinidades”, comenta Izack Alberto Zacarías, un activista trans mexicano de 36 años. “Tuve que aprender a deconstruir y a reconstruir mi masculinidad”.

Izack coincide con Gian Franco en que los hombres trans son mejores aceptados que las mujeres trans. “Para nosotros es más fácil cumplir con esos estereotipos y cánones sociales que la misma sociedad impone para lo que es ser hombre o ser mujer”.

“No estamos exentos de los prejuicios y de la cultura existente. Por eso, dentro de la población trans y de la población LGTBI existen focos de discriminación hacia los propios compañeros respecto a la construcción de uno mismo”, señala Gian Franco. “¿Por qué hay que tener pene para ser un hombre completo?”

Él mismo da la respuesta.

“Cuando uno no quiere hacerse una faloplastia y considera que no necesita un pene, la gente cree que tiene dudas y debe hablar con esa persona para ver qué es lo que pasa, por qué no quiere ser un hombre completo. Cuesta hacer entender a la sociedad que uno es completo cuando se siente completo.Cuando así lo siente más allá de lo que pueda tener o no tener, sentir o no sentir”.

Izack y Gian Franco imaginan un futuro donde el género no sea una estructura crucial que determine tanto las vidas de las personas: “Nos imaginamos un mundo sin género donde simplemente se nos identifique como personas”.

Fuente: https://www.playgroundmag.net/do/Halago-trans-felicitados-mujeres-asesinadas-transfobia-lgtbi_22583688.html?fbclid=IwAR0jFeZ0uZJjOmkC79HYWI3MUqIzumkfrnD9IbdEf3GTHjAlXRMKMJceBSg

UN JOVEN TRANS FUE GOLPEADO Y VIOLADO EN LA CALLE NADIE LO AYUDO. 

UN JOVEN TRANS FUE GOLPEADO Y VIOLADO EN LA CALLE NADIE LO AYUDO. 

Había 5 policías en la esquina donde paso y no escucharon los gritos del joven.
En la mañana del 1 de mayo, Lucas un joven trans de 24 años volvía a su casa cuando fue abordado por tres hombres en una moto. Dos de ellos le robaron el celular y la billetera y comenzaron a golpearlo, lo tiraron al piso y mientras le sacaban el pantalón le decían “Puto te vamos a hacer machito”. Cuando lo desnudaron y vieron que era un hombre trans se enfurecieron mas y lo violaron con un palo que encontraron en la vereda. En la comisaría no le tomaron la denuncia por violación y también nos contó que en la policía forense le dijeron que “vuelva a la tarde a ver si se desocupaba la médica”
Un horror con todas las letras. El joven volvió a su casa y llorando contó la tragedia en un vivo por facebook.

Fuente: Radio Continental Tucumán, Asociación Transmasculinos Ecuador

Memorias de la participación de Transmasculinos en el Encuentro Nacional de la Federación.

Memorias de la participación de Transmasculinos en el Encuentro Nacional de la Federación.

La Asociación Transmasculinos forma parte del Observatorio a los Comicios 2019

La Asociación Transmasculinos forma parte del Observatorio a los Comicios 2019

Colectivos LGBT de Ecuador informaron sobre una campaña para promover la igualdad mediante un acuerdo nacional, además de vigilar los programas y discursos de los candidatos a elección popular en los comicios locales previstos para el 24 de marzo.
 
Denominado “Observatorio Electoral 2019”, esta iniciativa que procede de la sociedad civil pretende “llegar a un acuerdo público de respeto e inclusión” de las poblaciones “históricamente discriminadas” e impulsa el voto por una sociedad más igualitaria con las poblaciones de Trans, Intersex, Lesbianas, Gays y Bisexuales del país.
 
En una convocatoria de prensa en Guayaquil, el colectivo presentó la campaña con el objeto de incidir “en el ámbito político para incluir en los discursos de la mayor cantidad de candidatos, agendas específicas sobre los derechos de la comunidad LGBTI”.

 
Entre las propuestas para un nuevo acuerdo por la igualdad en los comicios de 2019 figura que los candidatos a alcaldes, prefectos y gobernadores se comprometan con los derechos de la comunidad LGBTI.
 
Argumentan que existen pocas o nulas políticas públicas en algunas ciudades sobre la materia y cita que solo la Alcaldía de Quito cuenta con una resolución para combatir la discriminación en locales públicos.
 
En el área territorial, subraya que únicamente en la provincia de Guayas, donde se ubica Guayaquil, se emitió una resolución sobre derechos de las poblaciones LGBTI y se encuadró su problemática específica con la de otras de tal manera que quedó generalizada.
 
Llamaron asimismo a que los aspirantes a concejales se comprometan a defender la causa del colectivo, promuevan la participación de los activistas y se activen a nivel nacional los Consejos de Protección de Derechos que incluyan a los LGBTI.
 
También reclaman que los movimientos y partidos políticos incluyan a representantes en el ámbito de la elección popular y rechazaron la utilización que, según denuncian, se está llevando a cabo desde algunos sectores con sus miembros para “figurar como inclusivos cuando realmente no lo son”.
 
Por último, advierten que vigilarán los discursos políticos para conocer si son o no inclusivos, a fin de poder denunciar los mensajes de odio contra el colectivo y llamaron a la firma de un nuevo pacto social.

 
En los comicios del 24 de marzo se elegirán a más de 11.000 autoridades locales, entre titulares y suplentes, y entre ellas a 23 prefectos de las provincias y 221 alcaldes. 

Fuente: https://www.vistazo.com/seccion/pais/politica-nacional/lgtbi-lanza-observatorio-para-vigilar-candidatos-en-los-comicios

“No existe un hombre de verdad”; el boxeador y escritor trans que cuestiona la masculinidad tóxica

“No existe un hombre de verdad”; el boxeador y escritor trans que cuestiona la masculinidad tóxica

Thomas Page McBee es un hombre transexual de 36 años de edad que se se dedica al boxeo y que inició su transición de género a los 30. Page McBee se convirtió en el primer boxeador transexual en combatir en el Madison Square Garden.

A lo largo de estos años, el ahora escritor ha experimentado un proceso en el que su cuerpo dejó de ser leído como el de una mujer para ser percibido como un hombre, esta experiencia lo ha llevado a problematizar en su más reciente libro “Hombre de verdad” sobre la forma en la que se construye la masculinidad tóxica, la manera en la que perpetúa privilegios y los estragos que genera socialmente y en la vida de hombres y mujeres.

“Después de mi transición yo hablaba en una reunión y todo el mundo me escuchaba. Recuerdo lo mucho que me interrumpían antes de eso. Antes de mi transición tenía estrategias feministas que no funcionaban después de mi transición, como no ser asertivo o no hacer el café. Ahora hago esas cosas porque pienso que por qué deberían hacerlas la mujeres”, explicó el boxeador.

“Empecé la transición hormonal cuando tenía 30 años, así que tenía toda una vida antes de mi transición. Y esto es importante: antes yo no era una mujer, era una persona masculina y andrógina. Pero aún así experimentaba muchas de las cosas que creo que experimentan las mujeres”, señala el hombre.

Page McBee cuenta con dos publicaciones previas en las que analiza la masculinidad a partir de su propia sociabilización masculina. En Amateur, publicado en 2018, el escritor parte su análisis de la pregunta “¿Qué hace que un hombre quiera golpear a otro?”.

En este libro muestra cómo al ritmo en el que su cuerpo cambiaba surgían cuestiones sobre quién era él y qué eran los hombres; por ello, para responder esa pregunta intentó entender la masculinidad a partir de la violencia.

En 2017 publicó su libro Man Alive, en el cual trata de comprender qué es lo que hace que un hombre sea un hombre al mismo tiempo que se cuestiona por qué a muchos hombres no les interesa realizarse esa pregunta.

Ahora, en su nuevo libro Un hombre de verdad: lecciones de un boxeador que peleaba para abrazar mejorThomas afirma que no existe eso que llamamos “hombre de verdad”, sino que esa frase representa la condensación de una ideología patriarcal sobre el lugar y roles que deben ocupar los hombres en la sociedad.

“No existe un hombre de verdad, eso es algo que aprendí cuando estaba escribiendo el libro. De hecho, la frase ‘un hombre de verdad’ viene del siglo XIX. Siempre ha sido utilizada por gente que está en posición de poder describir a los hombres que están haciendo el trabajo duro”, explica sobre su escrito.

Además agrega: “(esa concepción existe) Casi desde el principio de la civilización occidental, que siempre ha sido un patriarcado. Ese es uno de los grandes problemas con la masculinidad: siempre tienes que intentar ser algo, en lugar de ser tú mismo”.

Luego de su transición, Thomas narra que comenzó a experimentar ciertos privilegios que le fueron atribuidos cuando su cuerpo fue leído como el de un hombre,  pues como afirma en su libro “cambiar de género cambia todo”.

Pero a la vez tuvo sentimientos de tristeza relacionados con la sociabilidad masculina dominante, eso que llamamos masculinidad tóxica, y cómo impide a los hombres experimentar y enfrentarse a sus propias emociones.

Los hombres a veces se ponen a la defensiva porque piensan que tóxico es un adjetivo que se aplica a toda la masculinidad. Siempre aclaro que es un conjunto de comportamientos socializados que los niños aprenden de pequeños”, explica.

Existen muchos hombres, sobre todo después del #Metoo, que están buscando respuestas y modelos diferentes de abordar el sexismo. También están los hombres que reaccionan de manera negativa… se sienten amenazados por el cambio. Pero creo que las nuevas generaciones están haciendo comprender a los hombres que hay más tipos de masculinidad, más fluidas y menos macho”, puntualiza.

 Fuente: EFE. Imágenes tomadas de El País, Transmasculinos

1545930274_681257_1545931352_noticia_normal

Maltrato a los hombres, ¿una realidad silenciosa?

Maltrato a los hombres, ¿una realidad silenciosa?

Me llamo Manuel, tengo 41 años, llevo 8 años casado. Hace año y medio mi mujer comenzó a tener relaciones violentas conmigo. Un 14 de abril, cuando volvía del trabajo tuvimos una discusión relacionada con mis padres y cómo ponerles ciertos límites. Ese día los gritos e insultos habituales se convirtieron en golpes y puñetazos sobre mi cara, mi estómago. Los únicos pensamientos que pasaban por mi mente eran: ni se te ocurra tocarla, ni se te ocurra tocarla… Me fui al hospital y me realizaron un parte médico que evidenciaba las lesiones en el cuello, estómago y brazos. Así comenzaba el testimonio de uno de mis pacientes.

La violencia de género es el nombre que se le da al tipo de violencia física o psicológica que impacta de manera negativa sobre la identidad, el bienestar social, físico o psicológico, que se diferencia de otros tipos de violencia porque implica que está dirigido hacia la mujer.

Tanto las Naciones Unidas como Human Rights Watch comparten este término para distinguir la violencia común (entendida como agresión de un individuo a otro), de aquella que se dirige a un grupo en particular (las mujeres).

Maltrato a los hombres, ¿una realidad silenciosa?

En España, según las leyes nacionales el término violencia de género se utiliza exclusivamente para la atención a mujeres víctimas de maltrato por parte de un hombre, al revés es considerado un caso de violencia doméstica, lo que supone legalmente una pena inferior.

Según refiere el Informe sobre violencia doméstica del Consejo General del Poder Judicial del 2011 (no se ofrecen datos más recientes),7 hombres murieron asesinados por sus parejas o exparejas frente  a las 62 mujeres en ese mismo periodo. El 25% (1.408) de las denuncias de violencia doméstica de 2011 corresponde a hombres maltratados por sus parejas.

Maltrato a los hombres, ¿una realidad silenciosa?

1. ¿POR QUÉ EL HOMBRE NO DENUNCIA? Una de las problemáticas a las que se enfrentan son los numerosos motivos por los que el hombre no denuncia estas situaciones de maltrato: 1. Falta de apoyos jurídicos. Las leyes en materia de protección a hombres maltratados son prácticamente escasas.

Maltrato a los hombres, ¿una realidad silenciosa?

2. Falta de recursos para el hombre maltratado. No existe un servicio, ni un teléfono de emergencia como en el caso de las mujeres. En el 016 (número de telefono de atención a la mujer maltratada no se atienden las llamadas recibidas por hombres maltratados). 3. Problemas de credibilidad. Falta de apoyo familiar y conciencia social. 4. Miedo al ridículo, vergüenza de reconocerse víctima en una sociedad en la que, precisamente por atribuciones de género, el sexo masculino “deber ser fuerte” (al hombre tradicionalmente se le ha pedido fortaleza, dinero y producción). 5. Mostrarse sometido o débil, puede generar sentimientos de humillación. 6. Creencias en torno al maltrato: me lo merezco, yo lo provoqué, le he hecho enfadar luego es mi culpa.

Tal vez merezca la pena hacernos una reflexión personal: Si pensamos por un momento que un amigo o un familiar nos dice que está recibiendo maltrato físico o psicológico, ¿le animaríamos a denunciar o por el contrario le pediríamos que no se metiese en ese lío?

El Reino Unido lanzó una campaña contra la violencia doméstica llamada “Violencia es violencia”, que muestra las diferentes reacciones cuando un hombre agrede a una mujer y viceversa, pudiéndose encontrar en este segundo caso como puede llegar a producirnos risa una situación de este tipo.

2. ¿CUÁL ES EL PERFIL PSICOLÓGICO DEL HOMBRE MALTRATADO? – Baja autoestima y poca validación de sí mismos. – Buscan la aprobación de su pareja de forma habitual. – Su pareja puede ser para ellos como una madre que castiga de forma “normal”.

– Puede haber sufrido maltrato de pequeño o haberlo visto en la familia.

– El amor es entendido exclusivamente como sacrificarme por el otro. Podemos entender que el querer al otro implica muchas veces sacrificios, implica DARSE, pero el matiz es que lo haga desde CUIDARSE.

– No sabe cómo salir de esa relación. – Idealiza o sobrevalora a su pareja. – Presenta síntomas de estrés, ansiedad, problemas somáticos como dolores de cabeza, de estómago…

– A menudo se distancian de sus amigos y familiares.

3. ¿CUÁLES SON LOS DIFERENTES TIPOS DE MALTRATO? – Degradación. Consiste en reducir el valor de la persona. Llega a crear una dependencia hacia la persona que lo hace y puede llegar a considerarse merecedor de ese maltrato. Algunos ejemplos son: Eres tonto, ni siquiera sirves para…

– Cosificación. Es convertir a la otra persona en un objeto, carente de deseos, necesidades o elecciones. Dificulta el desarrollo personal de la persona que es maltratada, llegando en algunos casos a destruir su identidad. Un ejemplo es que ya no sabe qué le gusta hacer, ni comer, es supervisado en lo que come, en lo que hace.

– Intimidación. Causar miedo o temor. Puede provocarle ansiedad el encontrarse todo el tiempo alerta, pendiente de lo que pueda pasar o lo que pueda hacer la otra persona. Son habituales las amenazas: ¡vete de casa!, me voy a marchar con tus hijos y te vas a quedar solo, como sigas llegando tarde un día me vas a encontrar muerta.

– Sobrecarga de responsabilidades. Exigir al otro que se haga cargo de forma total, de las responsabilidades o de los problemas. Puede llegar a dañar su propia vida, no dejando espacio para su ocio, su salud, su descanso. Algunos ejemplos de ello son: ¿no pensarás ir al gimnasio? Tienes que quedarte en casa por si acaso, no puedo entender que no supieses que quería comprar hoy carne, no eres capaz ni de encargarte de eso.

– Privación. Consiste en limitar o reducir la posibilidad de satisfacer las necesidades sociales, personales y laborales del maltratado. Tiende a separarse de todos sus amigos, no quiere buscar ayuda ni apoyo. Frases que podemos escuchar: No vayas con esos de la oficina que sólo te traen problemas, has llamado a tu hermana, ¿por qué? ¿para qué? ¿qué le has contado?.

– Distorsión de la realidad subjetiva. Consiste en transformar la percepción del otro. Al hombre se le crea una sensación de confusión, de duda constante. Se encuentra cuando la pareja apela a la superioridad de su lógica o su razón, cuando miente lo evidente o le engaña y le hace ver que está confundido, cuando una cosa pequeña le pone la mayor importancia para hacerle sentir culpable. Estás loco, ves lo que quieres, ese gasto lo habrás hecho tú pero como la cabeza no te funciona, has cambiado los cuchillos de sitio y podíamos habernos quedado sin comer el día entero, ¿cómo es posible?

Estrategias defensivas. Es trasladar la responsabilidad de la violencia a la propia víctima. El hombre se siente culpable y responsable de la violencia que sufre. Ves, esto es lo que te mereces, yo no tengo la culpa, si no hubieses dicho esto, no estarías así ahora.

– Violencia física. Es una agresión contra el otro, no tienen porque causar lesiones graves. Ejemplos son bofetadas, empujones, arañazos, golpes, tirarle un objeto.

Fuente: europa press, Transmasculinos

maltrato a los hombres-transmasculinos y transfemeninas.jpg

Los hombres trans representan el 50,8% de los casos de suicidio entre adolescentes

Los hombres trans representan el 50,8% de los casos de suicidio entre adolescentes

La encuesta fue realizada con jóvenes entre 11 y 19 años entre 2012 y 2015

En las últimas décadas, el suicidio entre los niños y adolescentes se ha incrementado gradualmente. De 2004 a 2015, por ejemplo, datos aumentaron a 65% entre las víctimas de 10 a 14 años . Mientras usted lee estas líneas, incluso, una persona en cualquier lugar del mundo quita la propia vida. Eso es porque cada 40 segundos un caso de suicidio se ha registrado .

Sin embargo, las estadísticas van mucho más allá. Un estudio llevado a cabo entre 2012 y 2015 llamado  comportamiento suicida Transgénero Adolescente (comportamiento suicida transgénero Adolescentes) , calculado por el profesor  Russell B. Toomey para 36 meses y publicado en la revista Pediatrics , se examinan las tasas de comportamiento suicida en seis grupos de identidad de género:  mujer, hombre, hombres, mujeres transexuales transexuales y cuestionamiento . La encuesta abarca los jóvenes de 11 a 19 años .

Casi el  14% de los adolescentes reportó un intento previo de suicidio , pero el grupo más frágil eran hombres trans (mujer a hombre) , alcanzando el 50,8% . Los adolescentes que no se identifican exclusivamente como hombres o mujeres alcanzó el 41,8% , mujeres trans (hombre a mujer) alcanzó el 29,9% , los que se trate 27,9% , niñas 17,6% y los muchachos 9,8% .

Para estos adolescentes transexuales, hay otra característica social, se asoció con intentos de suicidio registrados. ” Los esfuerzos de prevención del suicidio se pueden mejorar mediante el cumplimiento de la variabilidad dentro de las poblaciones transgénero, en particular el aumento del riesgo para los adolescentes transexuales de mujer a hombre y no a las mujeres”, dice el informe.

Fuente: Transmasculino Ecuador

suicidio-202254.jpg

La madre espera que el cambio de género de la hija de nueve años ayude a otros en Ecuador

La madre espera que el cambio de género de la hija de nueve años ayude a otros en Ecuador

Amada, quien según los activistas LGBT + es el primer niño en Ecuador en obtener un cambio de género reconocido oficialmente. FOLLETO / Fundación Amor y Fortaleza

DISCRIMINACIÓN Y VIOLENCIA

Diane Rodriguez, presidenta de la Federación Ecuatoriana de Organizaciones LGBTI y la primera mujer trans elegida para la Asamblea Nacional de Ecuador, dijo que el cambio de género de Amada fue un “momento increíblemente importante” para el futuro de su comunidad.

“Representa un futuro visionario en el que podemos soñar que nuestras generaciones futuras no sufrirán lo que las personas transgénero como yo y otras personas de mi generación han sufrido”, dijo.

Antes del caso de Amada, los ecuatorianos transgénero tenían que esperar hasta la edad de 18 años para cambiar oficialmente su género de acuerdo con una ley de 2015 que reconocía el derecho de las personas trans a alterar su nombre y género en los documentos de identificación.

Pero los derechos de los niños transgénero han ganado atención recientemente en la región después de que Chile aprobara una ley en septiembre que permitía a las personas de 14 años cambiar su género en los registros oficiales.

Bonilla dijo que 14 era demasiado tarde para permitir el reconocimiento de muchos niños trans cuando aceptó que su hijo era una niña a los seis años.

“Debería ser de ocho o seis años porque ahí es cuando una persona ha formado su identidad de género”, dijo.

Dijo que todavía faltaba comprensión en Ecuador sobre las personas transgénero, lo que llevó a una discriminación y violencia constantes. Watchdog Trans Murder Monitoring dijo que 28 personas transgénero fueron asesinadas en Ecuador entre 2008 y 2016.

El año pasado, un grupo cristiano llamado Con Mis Hijos No Te Metes, traducido como No ensucie con mis hijos, organizó una protesta contra la enseñanza de estudios de género en la escuela.

Bonilla dijo que cuando Amada salió por primera vez como trans, algunos psicólogos sugirieron que la internaran en un centro psiquiátrico, y 14 universidades diferentes la rechazaron.

“Todavía hay mucho dolor … mucha ignorancia”, dijo Bonilla, pero agregó que la lucha por su hija valió la pena.

“Ella dijo: ‘Mamá, finalmente tengo algo que dice mi nombre’. Ahí es cuando te das cuenta de por qué este tipo de documentos son tan importantes”.

(Reporte de Oscar Lopez @oscarlopezgib; Editado por Belinda Goldsmith Por favor, agradezca a la Fundación Thomson Reuters, el brazo caritativo de Thomson Reuters, que cubre noticias humanitarias, derechos de las mujeres y LGBT +, tráfico de personas, derechos de propiedad y cambio climático. 

Fuente: Thomson Reuters Foundation News, Transmasculinos Ecuador

https://www.reuters.com/article/us-ecuador-lgbt-transgender/mother-hopes-nine-year-old-daughters-gender-change-will-help-others-in-ecuador-idUSKBN1OB2HN?fbclid=IwAR1XE4bKtm4lf-SnKzp8CwSk4H3MOb-cIJrW4BcvAS_UbK0il57892uSP7Q

cambio de genero.- 9 años.jpeg

Primera niña transgénero en Ecuador expone discriminación legal

Primera niña transgénero en Ecuador expone discriminación legal

El Registro Civil del Ecuador emitió una cédula con el género femenino, opción que existe para personas transgénero.

Amada es el nombre de la primera niña reconocida legalmente como transgénero en Ecuador. Aunque causó festejos por parte del activismo LGBTQIA+, este grupo reclaman que hay una diferenciación legal con las personas conformes con su sexo.

“Es una discriminación. Se da un trato diferente. Para todas las personas pone sexo, menos para los transgénero”, exclama Jorge Fernández, abogado defensor de la causa de Amada que logró la sentencia que obligaba al Registro Civil a hacer el cambio de cédula.

A partir del 10 de diciembre de 2015, las personas mayores de 18 años pueden cambiar el campo de “sexo” por “género” en la cédula ecuatoriana. Así lo dispuso la Asamblea Nacional (el parlamento ecuatoriano) con 77 votos afirmativos de 100 asambleístas presentes, bajo el marco de la Ley Orgánica del Servicio Nacional de Gestión de Identidad y Datos Civiles.

Fue bajo el gobierno de Rafael Correa que se gestó la ley. Aunque el mandatario la vetó parcialmente, solicitando enmendar la mitad de los artículos, entre ellos que el sexo no se pudiera modificar legalmente, solo el género, salvo en casos médicos, como el hermafroditismo.

El proyecto de ley fue promovido por la Asociación Silueta X, cuyo líder también fue presidente de la Federación de Organizaciones LGBTI y posteriormente el primer candidato a legislador transexual. Finalmente, en el 2017, ganó una elección como asambleísta alterno por el partido de Gobierno Alianza País.

Acorde a la ley, Diane Rodríguez pudo inscribir a su hijo con el apellido materno primero, a su vez el primer hijo nacido de un hombre transexual. Pues el padre, biológicamente mujer, es legalmente de género masculino. Mientras que Diane, biológicamente hombre, capaz de inseminar a su cónyuge, es legalmente de género femenino.

Al ser una ley apuntada a cierto sector de la sociedad, solo puede implementarse por medio de la diferenciación. De modo que implica una discriminación, pues la cédula sustituye la palabra “sexo” por “género”.

De acuerdo con la definición del Diccionario de la Real Academia Española, “sexo” es la “condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas”.

Según la misma fuente, “género” es el “grupo al que pertenecen los seres humanos de cada sexo, entendido este desde un punto de vista sociocultural en lugar de exclusivamente biológico”.

Debido a que el sexo está determinado como un rasgo biológico, cuya huella está en la estructura ósea, el tamaño del cerebro, las células e incluso los cromosomas, aunque una persona se ampute los órganos sexuales para modificarlos, no podrá cambiar su sexo.

Lo que sí sucede es que hay un reconocimiento social y legal de que dicha persona no está conforme con su sexo y por tanto se puede referir a él o ella como su opuesto, si así lo desea; en este caso deberá elegir su género. Ahora esto también aplica para niños.

Surge entonces la inquietud de si todas las personas deben ser ceduladas de acuerdo con su sexo o por su género, de modo que no exista esta discriminación legal e institucional.

Es decir, si todos son cedulados según su sexo, las personas transgénero volverían a no ser reconocidas de acuerdo a quienes desean ser.

O si se debe remover por completo la categoría de sexo y remplazarla por el género para todas las personas, tanto trans como “cisgénero”, término que aplica a las personas que se identifican con su sexo, en contraste a las personas transexuales y transgénero que no.

Este incidente jurídico expone cómo una medida que pretendía promover la igualdad no se puede lograr sin discriminar a una parte de la población, pues distingue a los afectados de la mayoría de la población.

Una premisa básica de la justicia es el principio de la igualdad ante la ley. Pero la ley de reconocimiento de género no lo brinda.

Este es el resultado de una política identitaria, donde, en lugar de pedir igualdad ante la ley, se piden concesiones para un grupo específico. Y aunque se cumplió con lo solicitado, hay inconformidad, pues en lugar de incorporar a las personas como uno más dentro de la sociedad, ahora tienen una categoría aparte.

Fuente: PANAM POST, Transmasculino

Correa-LGBT.jpg